El Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves, con amplio apoyo y sin votos en contra, el proyecto de ley por el que se reforma la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, que ahora será remitido al Senado para completar su tramitación.

Se trata de una reforma incluida en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que está orientada a fortalecer las capacidades del Sistema Público de Ciencia, Tecnología e Innovación de España para mejorar su eficacia, coordinación, gobernanza y transferencia del conocimiento, así como para reducir las cargas administrativas.

https://youtu.be/HteYAzLFv3YAsimismo, este proyecto de ley dota de más recursos, derechos y oportunidades al personal del ámbito público de I+D+I, especialmente a los jóvenes. Además, garantiza por primera vez una financiación pública de la I+D estable y creciente con el objetivo de que alcance el 1,25% del PIB en 2030, de conformidad con el Pacto de la Ciencia y la Innovación.

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ha destacado que esta norma da impulso a la ciencia y la innovación en nuestro país conectando nuestro sistema con Europa y con el mundo tras una década de retroceso y recortes.

Morant también ha señalado que el proyecto de ley, que está dirigido a resolver los fallos del sistema de I+D+I, ha sido debatido y consensuado con las organizaciones científicas y empresariales más representativas, así como con los grupos políticos. El texto recoge más de 100 enmiendas presentadas por los grupos, con aportaciones que han sido pactadas con 11 partidos políticos.

Mejora de la carrera científica y técnica en el ámbito de la I+D+I

Entre las medidas para mejorar la carrera científica y técnica en el ámbito de la I+D+I, el texto recoge una nueva modalidad de contrato indefinido vinculada al desarrollo de actividades científico-técnicas para todo tipo de personal de investigación en el marco de líneas de investigación definidas y en contratos de I+D+I.

Esta contratación indefinida, cuya aplicación se adelantó a través de un Real Decreto Ley, recoge las singularidades del sistema de I+D+I y no está sujeta a los límites de la oferta de empleo público ni a las tasas de reposición.