En la madrugada de este miércoles, a las 7:48 (hora española), ha despegado con éxito desde la base Kennedy en Cabo Cañaveral, Florida, y con destino a la Luna, la nave Orion, que forma parte de la misión ARTEMIS l, de la NASA.

El objetivo de este ambicioso programa espacial consiste en preparar la vuelta a la Luna, que no ha vuelto a pisar ningún humano desde hace 50 años, cuando en diciembre de 1972 los astronautas del Apolo 17 se posaron sobre el único satélite natural de la Tierra. A bordo del Orion, el cohete con la mayor potencia de la historia de la navegación espacial, viaja tecnología diseñada y fabricada en Tres Cantos por la empresa AIRBUS Crisa, responsable del desarrollo de la Unidad de Control Térmico del Módulo de Servicio Europeo (ESM). Un componente esencial que controlará parámetros vitales para la supervivencia de la tripulación cuando en la última fase del programa ARTEMIS, prevista para 2025, los astronautas alunicen de nuevo.

 

Para el alcalde de Tres Cantos, Jesús Moreno, “es un orgullo que, desde una de las empresas espaciales ubicadas en Tres Cantos, como es AIRBUS Crisa, se aporte tecnología tan avanzada y trascendental para una misión que vuelve a suponer un paso muy importante para la humanidad. Esto nos reafirma en el empeño por lograr que la futura sede de la Agencia Espacial Española esté donde está mayoritariamente la industria del sector en España, aquí en Tres Cantos”.

 

La nave, que ha supuesto a la Nasa una inversión cercana a los 4.000 millones de dólares, lleva también a bordo tres maniquíes que recopilarán datos para la futura tripulación humana, así como diez minisatélites “CubeSats” del tamaño de una caja de zapatos, que se desplegarán en órbitas alrededor de la Luna para dibujar mapas de la superficie y proporcionar información que contribuya al desarrollo posterior de la misión ARTEMIS.