España permitirá que los viajeros internacionales
procedentes de países de riesgo, además de con una PCR, también puedan
acreditar un diagnóstico negativo de infección activa por Covid con una prueba
de Amplificación Mediada por Transcripción (TMA) realizada 72 horas antes de
su llegada.


De esta forma, se modifica la resolución que entró en vigor el pasado 23 de
noviembre, que únicamente permitía avalar el resultado negativo con una
prueba PCR. La prueba TMA es una técnica molecular de detección de ARN
viral con una fiabilidad equivalente para la detección de SARS-CoV-2.
La nueva resolución, que entrará en vigor mañana, también establece que a los
menores de seis años no se les exigirá el tener que acreditar un resultado
negativo en estas pruebas diagnósticas para poder entrar en España. Este tipo
de excepciones se encuentran implantadas en muchos países de nuestro
entorno.
el Formulario de Control Sanitario que los pasajeros
deben cumplimentar antes de su entrada en el país, recogerá una pregunta
sobre si dispone de una prueba diagnóstica negativa realizada en las 72 horas
previas a la llegada a España. En cualquier momento, se podrá solicitar al
pasajero la acreditación del resultado de la prueba.
Además, se mantienen los controles sanitarios que ya se llevan a cabo a todos
los pasajeros internacionales en los puntos de entrada, como son el control de
temperatura y el control visual.