Espectaculares carreras y momentos de peligro en cuarto encierro San Sebastián de los Reyes

796

El cuarto encierro de las Fiestas de San Sebastián de los Reyes, los encierros de Madrid, ha sido rápido, con una duración de un minuto y 40 segundos en la manga del encierro y dos minutos y diez segundos hasta la entrada en toriles.

El parte de incidencias sanitarias recoge cuatro intervenciones: un esguince de tobillo, una luxación de hombro y dos caídas. Pedro Martínez, responsable de Protección Civil, ha señalado que “tanto el esguince como la luxación requieren desplazamiento al hospital para exploración radiológica”.

ECOEMBES San Sebastián de los Reyes

cuarto encierro, san sebastian de los reyes, ocio, turismo

Los toros, pertenecientes a la ganadería de “Villalpando” (Fresno de Sayago. Zamora), se destinarán a la Clasificatoria Concurso Internacional de Recortadores, que será esta noche a las 22 horas, en la plaza de toros “La Tercera”.

Tras salir de corrales, uno de ellos se ha quedado rezagado desde la calle Postas, lo que ha permitido a numerosos corredores entrar en astas, dando lugar a espectaculares carreras. La manada se ha reunido en calle Real y ya en la curva de Estafeta, el mismo toro se ha separado creando momentos de peligro y emoción. “Este tipo de encierros brinda carreras con chispa y permite a los corredores disfrutar de nuestro encierro”, afirma el concejal de Festejos, Carlos Bolarín.

Este cuarto encierro ha llenado el aforo de la manga, con unos 4.100 espectadores y se estima que han corrido en torno a 1.000 personas. El portavoz de la Policía Local, Félix Agüí, afirma que el encierro ha transcurrido sin ninguna incidencia de seguridad.

Encierro nocturno de “El Farol”

Ayer, martes 29 de agosto, 11 mil personas esperaban en las calles de San Sebastián de los Reyes al encierro nocturno de “El Farol”.

A las 10 y media de la noche salían por la puerta de los corrales los cuatro toros de la ganadería “El Madroñiz”, acompañados de cuatro bueyes, pero uno de ellos, en calle Real Vieja con Postas, tras chocarse con el vallado, se separaba de la manada y regresaba a los corrales, lo que mantuvo al público y a los corredores pendientes de su llegada, aunque, finalmente, por seguridad, no se volvió a soltar.

 

La participación, tres mil corredores, duplica las cifras del encierro de la mañana. La gran  afluencia de público en el recorrido y el elevado número de corredores supusieron un reto para el dispositivo de seguridad, que funcionó perfectamente, según lo previsto.

El encierro del Farol comenzó el pasado año y se ha convertido en uno de los eventos taurinos más esperados de estas fiestas de San Sebastián de los Reyes.