El Consejo de Ministros ha aprobado este lunes, en
primera vuelta y a iniciativa del Ministerio de la Presidencia, el Anteproyecto de
Ley de Información Clasificada. Una norma proyectada en el Plan Anual
Normativo de 2022, cuya presentación fue anunciada por el presidente
Sánchez en el Debate sobre el Estado de la Nación.


Se trata de una nueva ley avanzada y garantista, que sustituye a una
regulación preconstitucional la Ley de Secretos Oficiales de 1968 y adapta
nuestro ordenamiento a los estándares de tratamiento de la información
clasificada que tienen las democracias más avanzadas de la Unión Europea y
la OTAN, estableciendo un equilibrio entre la transparencia y el derecho a
conocer, por un lado, y la seguridad nacional, por otro.

Se trata de una nueva norma avanzada y garantista, que sustituye a una
regulación preconstitucional y establece un equilibrio entre la
transparencia y el derecho a conocer, por un lado, y la seguridad
nacional, por otro

La nueva ley supera una ley preconstitucional de 1968 y adapta nuestra
legislación a las democracias más avanzadas en la materia.

Por primera vez en la historia de nuestro país, regula la desclasificación
automática de documentos transcurrido un plazo de tiempo y reconoce
el derecho de acceso a información clasificada, con todas las garantías,
al Congreso de los Diputados y particulares

Protección de la seguridad nacional
El propósito de la futura ley es establecer, como hacen todos los
ordenamientos jurídicos democráticos, una regulación específica para proteger
la información cuya divulgación pueda poner en peligro la defensa y la
seguridad nacionales, frente a situaciones en las que pueda conocerse o
difundirse indebidamente.