Madrid promueve reciclaje de vidrio para mejorar pistas NBA

93

La Galería de Cristales del Palacio de Cibeles ha acogido hoy la presentación de la campaña “Sé el jugador más valioso del reciclaje”, que promueve el reciclaje de vidrio a través de la colaboración del Ayuntamiento de Madrid con Ecovidrio, y NBA (National Basketball Association).

En el acto, ha intervenido la delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, quien ha aprovechado la ocasión para valorar los datos de recogida de residuos urbanos del año pasado.

La campaña presentada hoy, con el lema “Sé el jugador más valioso del reciclaje”, consiste en la promoción del reciclaje de envases de vidrio entre la ciudadanía de Madrid a través de la instalación de 40 contenedores con forma de pelota de baloncesto gigante distribuidos por toda la ciudad.

El material recogido en estos contenedores servirá, tras ser reciclado, para rehabilitar el suelo de una cancha de baloncesto municipal situada en el Parque de Atenas, en el distrito Centro.

Se recogerán más de 22.000 kilos de vidrio, del que se extraerá el material necesario para la renovación de los accesos a la zona y de la pista de juego, que será diseñada por la NBA. Está previsto que la nueva instalación esté lista para el mes de marzo de 2019.

Junto a la delega de Medio Ambiente y Movilidad, también ha participado en el acto Chus Bueno, jefe de NBA España, quien ha expresado su satisfacción por “poder dar a nuestros fans en Madrid una pista que ayude a concienciar sobre la importancia del reciclaje de envases de vidrio y su impacto positivo en el medioambiente.”

 

En 2018, se logró por primera vez reducir los residuos de la fracción resto -el contenedor de tapa naranja- en un contexto de crecimiento económico. Además, aumentó un 33% las toneladas de residuos recogidos de forma separada, un aspecto que contribuye de forma crucial al reciclaje de las distintas fracciones.

A estos buenos resultados ha contribuido en gran medida el vidrio que, con más de 52.500 toneladas recogidas en 2018, registró un aumento de un 9,58% en un material que ya partía de unas tasas de reciclado muy altas.