El secretario general del Partido Popular de Madrid, Alfonso
Serrano, ha asegurado que “el desdoblamiento de la A-1 es una
infraestructura indispensable que el Gobierno de Sánchez ignora y
desprecia”. Así lo ha afirmado tras el encuentro que ha mantenido con
alcaldes y portavoces de la zona norte de la región en la A-1 al paso por
Sanchinarro y Las Tablas.


Tras el encuentro, al que también han acudido la vicesecretaria de Sectorial,
Inmaculada Sanz, el vicesecretario de Acción Política, Jesús Moreno, y el
consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, Serrano ha
afirmado que “el Partido Popular no vamos a cansarnos de reivindicar las
inversiones que necesita la Comunidad de Madrid”. Asimismo, Serrano
confía en que no se trate de “una nueva agresión a los intereses de los
madrileños” por parte del Gobierno de España, órgano competente en
materia.

Desde el Partido Popular de Madrid, en coordinación con el Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea, se ha
registrado una iniciativa con el fin de instar al Gobierno de la nación a que
construya un carril Bus VAO para vehículos de alta ocupación en la carretera
A-1, así como se active el paralizado proyecto del Ministerio de Fomento
denominado Variante de la autovía A-1 Tramo: enlace autopista eje
aeropuerto y autopista R-2 variante de El Molar, como alternativa de acceso
al arco sur de la M-40, a través del Eje Aeropuerto M-12, M-13 y M-14.
Las localidades afectadas por este plan son San Sebastián de los Reyes,
Algete, San Agustín de Guadalix, El Molar, Alcobendas, Colmenar Viejo y, en
general, todos los municipios de la zona noreste de la región, motivo por el
que Serrano también ha indicado que “todos nuestros portavoces
municipales van a presentar mociones al respecto para que los diferentes
grupos municipales den la cara” y demuestren “si van a defender los
intereses de sus vecinos o a ser mamporreros de las constantes agresiones
que nos hacen el Gobierno del PSOE y Podemos a los madrileños”.
Por su parte, el consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad
de Madrid, David Pérez, ha explicado que se trata de una “autovía que
soporta diariamente más de 240.000 vehículos” y que “no ha parado de
crecer por los desarrollos residenciales y empresariales” en los últimos años,
afectando en su totalidad a más de 325.000 personas que viven en la zona
o deben desplazarse hasta ella para trabajar.