Las Fuerzas Armadas españolas en las misiones de la OTAN
España ha contribuido con medios y efectivos a las principales misiones de la
OTAN, demostrando su compromiso y solidaridad como socio fiable de la
Alianza. El presidente del Gobierno ha destacado que, gracias a la pertenencia a la OTAN, España ha abordado con éxito el reto de modernizar las Fuerzas
Armadas, “que han sabido aprovechar esta oportunidad con un grado
extraordinario de compromiso y profesionalidad”.


España participó en la primera misión de la OTAN en 1992 y, desde entonces,
alrededor de 125.000 militares españoles se han desplegado en 22 operaciones
en lugares como Bosnia-Herzegovina, Kosovo, Libia, el golfo de Adén, el Cuerno
de África, Afganistán y en el Mediterráneo, en las que han perdido la vida 119
españoles, incluidos 2 intérpretes.

En la actualidad, España participa en seis misiones OTAN: Policía Aérea del
Báltico, Grupos Navales Permanentes OTAN, Operación ‘Sea Guardian’ en el
Mediterráneo, ‘Enhance Foward Presence’ en Letonia, Operación ‘Apoyo a
Turquía’ y en ‘NMI’ Misión OTAN en Irak. El compromiso de España con la
Alianza Atlántica se ha reafirmado recientemente con despliegue de 157
militares más para reforzar el flanco sur en la base letona de Ādaži. 

La aportación de la Alianza Atlántica a España y al resto de miembros se refleja
en una seguridad colectiva, la defensa en todos los ámbitos y una
interoperabilidad plena con el resto de aliados. “La OTAN ha contribuido
enormemente a un bien público fundamental: la prosperidad de nuestras
sociedades y el bienestar de sus ciudadanos necesitan imperiosamente de la
seguridad. Porque cuando nuestras sociedades están en peligro, todos sus
fundamentos corren el riesgo de colapsar”, ha destacado el presidente.

Sobre la Guerra de Putin en Ucrania, el presidente del Gobierno ha destacado
que la OTAN y la UE se enfrentan, posiblemente, al mayor desafío de su historia,
y ha destacado que Putin no tendrá éxito en su invasión porque los países
aliados han demostrado una firmeza inquebrantable en el apoyo a Ucrania.
Desde el principio ha quedado muy claro que la unidad y cohesión entre aliados
es la mejor arma de disuasión de la OTAN para impedir una escalada del
conflicto”, ha subrayado.

Sánchez ha señalado que hay que preservar la unidad de los que creemos en
la democracia, en el estado de derecho y en un orden internacional basado en
normas que protegen las libertades civiles y políticas. “Es imprescindible que reforcemos nuestra capacidad de disuasión, que exige capacidades militares
modernas que sólo se adquieren mediante un elevado gasto en defensa. Pero
no hay coste más alto que el de enfrentarnos a conflictos armados y a la terrible
inestabilidad que generan”, ha señalado