Colmenar Viejo está tomando impulso para convertirse en  Ciudad Verde a través del proyecto ColmenÁrbol2020 así como con otras medidas que reducen la emisión de gases contaminantes, el consumo eléctrico del municipio o la contaminación lumínica.

“Hace solo un año que hicimos pública esta idea y la verdad es que da gusto ver cómo cambian las zonas donde hemos intervenido. Estamos deseando volver a las plantaciones en las zonas de Arroyo Espino, La Estación, Doble Rotador… que ya me imagino arboladas”, ha explicado el Alcalde del municipio, Jorge García Díaz.

Con el proyecto  ColmenÁrbol2020,  además de ampliar la superficie verde de la comarca se resta emisiones contaminantes y se avanza “a un ritmo muy alto” en la renovación de la flota municipal cero emisiones, fomentar la adquisición de vehículo privado eléctrico con puntos de recarga a pie de calle, incluir alumbrado led a todas las zonas y mejorar el transporte público.

El 5 de junio de 2017 el Alcalde presentó ColmenÁrbol2020 y el compromiso del Ayuntamiento de plantar 10.500 árboles antes del 1 de enero de 2020. Un año después, se ha completado la plantación que se fijó para el primer año y ya avanza la de 2018.

La primera plantación, que terminó en abril, ha sumado 3.502 árboles al municipio y se realizó en la Cañada del Guadalix, Adelfillas, Camino del Embalse, Camino del Cementerio y la Dehesa de Navalvillar.

La segunda etapa de plantación, la correspondiente a 2018, ya ha cumplido con los 1.000 primeros ejemplares plantados, que han sido los donados y plantados por SIGAUS en la zona verde que hay paralela a la Avenida de Adolfo Suárez y continuará con plantaciones escolares y vecinales en otoño con 1.700 árboles en diferentes zonas del municipio.