La Comunidad de Madrid conmemora el 15º aniversario de las cuatro líneas de Metro Ligero que dan servicio en Madrid, Pozuelo de Alarcón, Boadilla del Monte y Parla, con 52 estaciones y más de 35,4 kilómetros que vertebran el territorio y conectan zonas residenciales y de actividad económica con medios de transporte público de mayor capacidad. Así lo ha recordado el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, durante la visita hoy a la estación de Colonia Jardín.

La red de tranvías en Madrid estuvo en funcionamiento hasta 1972, llegando a alcanzar los 188 kilómetros. En 2007, el Ejecutivo autonómico apostó por crear un nuevo tranvía moderno que respondiera a las necesidades de movilidad y, hoy, se celebra el inicio de de la entrada en funcionamiento del Metro Ligero Oeste (MLO). Se trata de una concesión de transporte público que conecta los municipios de Boadilla del Monte, Alcorcón, Pozuelo de Alarcón y Madrid a la red de Metro, autobuses urbanos e interurbanos y Cercanías que coordina el Consorcio Regional de Transporte de Madrid (CRTM).

Este Metro Ligero da servicio a una población de cerca de 200.000 habitantes y está formado por la línea ML-3 (Boadilla del Monte-Colonia Jardín) y ML-2 (Pozuelo de Alarcón-Colonia Jardín), que en total suman 28 estaciones y 22,4 kilómetros de vías. En estos 15 años, MLO ha alcanzado los 90 millones de usuarios y 23 millones de kilómetros recorridos, unos datos que certifican la gran acogida que este medio de transporte ha tenido desde su inauguración.

Durante estos últimos quince años, esta infraestructura ha sumado más de 10 millones de kilómetros y ha transportado a más de 70 millones de viajeros.