La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena,  ha suscrito dos  memorandos de colaboración (MOUs) cuyo contenido  enlaza directamente con el espíritu de Expotural y con la vocación de Madrid de estrechar lazos con ciudades y comunidades de todo el mundo.

La firma ha tenido lugar en la sede de IFEMA, donde se han reunido más de 70 regidores en un encuentro que ha precedido a la ceremonia inaugural de la Feria de la Naturaleza, el Clima y el Turismo Sostenible.

Uno de los MOUs lo ha firmado Carmena con Francisco Boyá, alcalde del Valle de Boí y presidente de esMontañas-Asociación Española de Municipios de Montaña, entidad nacida en 2013 a iniciativa de un grupo de alcaldes de zonas de montaña y senadores para unir a estos municipios, reivindicar sus necesidades, frenar la despoblación y generar el desarrollo económico y social que mejore la vida de sus habitantes.

En la actualidad aglutina a 274 municipios y 4 diputaciones provinciales que han querido declarar a MadridCiudad amiga de las montañas, dentro del programa de Capitalidad de las montañas que tiene esta red.

Este acuerdo busca intercambiar experiencias en materias como el turismo sostenible y la promoción de los destinos saludables entre los madrileños. De esta forma la capital hace suya una reivindicación en favor de la sostenibilidad y el cuidado del patrimonio natural español.

 

Estrechando lazos con Asia

El segundo acuerdo ha sido con el municipio nepalí de Lumbini, rubricado con su alcalde Man Mohan Chaudhary. Lumbini está considerado la cuna de Buda y es uno de los lugares más sagrados para el budismo. Esta declaración, junto con la apertura de una línea de cooperación con Asia por parte del Ayuntamiento madrileño, establece el marco para  concretar actuaciones conjuntas  a corto y medio plazo.

Entre ellas, la posibilidad de atender  la propuesta de la Asociación de Nepalíes no Residentes de construir un tempo budista en Madrid, sufragado por ellos mismos. El Ayuntamiento está actualmente identificando parcelas municipales aptas para este fin y la firma de hoy abre la posibilidad de que Madrid tenga un centro de estas características.