Niveles de contaminación en Madrid descienden en 2018

Los niveles de contaminación en la ciudad de Madrid disminuyeron en 2018 respecto a años anteriores, según ha informado la delegada de Medio Ambiente, Inés Sabanés, en la comisión de Calidad del Aire celebrada el pasado 18 de enero.

El mayor descenso ha correspondido al dióxido de nitrógeno (NO2), contaminante producido principalmente por el tráfico rodado, y que afecta a la salud.

“Los datos de calidad del aire de 2018 han mejorado de forma clara. También hemos analizado Madrid Central, con una mejora en el ámbito, sin que se haya desplazado la contaminación de una zona a otra. Madrid Central y otras medidas del Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático están teniendo un resultado positivo. Por tanto, vamos en la buena dirección”, ha destacado Sabanés.

 

La reunión, a la que han asistido por invitación de la delegada los grupos políticos municipales, ha contado también con la participación de distintas áreas del Ayuntamiento de Madrid, de la Comunidad de Madrid, del Ministerio de Transición Ecológica, de asociaciones vecinales y medioambientales, así como varios representantes académicos y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

NO2

Según los datos presentados en la Comisión sobre la evolución de la calidad del aire en la ciudad de Madrid entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2018, cabe destacar la importante disminución de los niveles de NO2 registrados en las estaciones de la red de vigilancia de la calidad del aire del Ayuntamiento de Madrid.

Durante el pasado año, el número de estaciones de la red que superaron el valor límite anual, establecido en 40 µg/m3, fue de siete. En cuanto al límite horario para este contaminante, establecido por la legislación vigente en 18 ocasiones por año, en 2018 se superó en dos estaciones. Tal y como indica el gráfico adjunto (Gráfico estaciones de Red).

Así, 2018 ha sido el mejor año de la serie histórica en cuanto al número de estaciones que han superado el nivel límite horario y el segundo mejor respecto a las medias registradas en cada estación. Para conseguir reducir los niveles de este contaminante perjudicial para la salud y cumplir la normativa europea, el Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático.