Las obras en el entorno de la Escuela Infantil Pío Pío adelantan la segunda fase del programa “De camino al cole” de Alcobendas

293

El Ayuntamiento de Alcobendas sigue avanzando en garantizar la seguridad vial de los entornos escolares en los centros educativos de la ciudad mediante actuaciones concretas participadas con la comunidad educativa  y para ello las obras en el entorno de la Escuela  Infantil Pio Pio adelantan la segunda fase del programa «De camino al cole» de  la localidad.

En septiembre del año 2010 el Ayuntamiento de Alcobendas presentó la auditoría “De camino al cole”, un estudio realizado en colaboración con la Fundación MAPFRE, como guía para todos los trabajadores municipales y que incluía el análisis real de 6 centros de Alcobendas. Las actuaciones incluidas como recomendaciones para mejorar la seguridad en los centros Tierno Galván, Antonio Machado, Miraflores, Severo Ochoa y García Lorca que incluyó el estudio, fueron ejecutadas y presentadas públicamente ese mismo mes de septiembre de 2010. El alcalde de Alcobendas ya anunció en aquella presentación “un nuevo reto: ampliar ese anillo de seguridad vial para los escolares en los trayectos que realizan para ir de sus casas al colegio para que ese “camino al cole” sea seguro cualquiera que sea su forma de llegar: como peatones, en el coche con sus padres, en sus bicis, en autobús”. Se planteó entonces la segunda fase del Plan “De camino al cole” que se ha iniciado en este verano con las obras realizadas en el entorno de la Escuela Infantil Pública Pío Pío (Avenida Olímpica 12) que han adelantado el programa de actuaciones previstas que continuarán a partir del 20 de septiembre de este mismo año en otros entornos. Las propuestas del Ayuntamiento recogidas en el Plan “De camino al cole” son fruto del trabajo municipal y de la participación de la comunidad educativa. Así, las actuaciones realizadas en Pío Pío fueron debatidas con la comunidad educativa, AMPA, Consejo Escolar, con la directora y el profesorado de la Escuela definiendo las soluciones finales y una serie de actuaciones que han requerido una inversión cercana a los 15.000 euros y que se resume en: – Creación de una zona de subida y bajada de escolares reservada para horario escolar que agiliza y asegura la seguridad de los niños al tiempo que no ocasiona trastornos al tráfico rodado. – Ejecución de una mediana divisoria de sentidos de circulación que impedirá el estacionamiento en doble fila con lo que se asegura que no se produzcan invasiones de calzada y que la subida y bajada de escolares se realice en un fila ordenada de vehículos. – Para  impedir aparcamientos ilegales y canalizar los vehículos impidiendo que se produzca cualquier falta de visibilidad se instalan bordillos en la isleta bifurcadora de entrada y salida a la Avenida Olímpica desde la glorieta. – Se han instalado señales luminosas de zona escolar para mejorar la señalización vertical del entorno escolar.

A las actuaciones realizadas en la Escuela Infantil Pública Pío Pío se sumarán a partir del septiembre las actuaciones en los entornos del CEIP Valdepalitos, IES Aldebarán, CEIP Daoíz y Velarde, CEIP Gabriel y Galán y en IES Giner de los Ríos. Estas actuaciones forman parte de la segunda fase del programa “De camino al cole”, cuya primera fase benefició a padres, alumnos y profesores de los centros Tierno Galván, Antonio Machado, San Patricio, Miraflores, Severo Ochoa y García Lorca. La seguridad vial es una prioridad de esta legislatura. En noviembre de 2011 se inició el Plan Municipal de Seguirdad para pasos de peatones por el que el Ayuntamiento comenzó a instalar 1.110 bolardos en los pasos de peatones y ha reformado 15 pasos de peatones en los distritos Centro y Urbanizaciones. Se inició también entonces la campaña ¡Atención! Todos somos peatones’, una campaña de tráfico realizada por la Policía Local y centrada en los pasos de peatones. El Ayuntamiento ha comenzado a implantar este verano el Área 30 en la almendra central del Distrito Centro, entre la Avenida de España, Bulevar Salvador Allende y Paseo de la Chopera y en el barrio de La Zaporra, entre las calles Ruperto Chapí, Isaac Albéniz, Manuel de Falla y Avenida de Madrid conforme al PMUS, Plan de Movilidad Urbana Sostenible que desarrolla el Ayuntamiento y que busca la reducción del vehículo privado. La instalación de vallas tipo sol para guiado de peatones es generalizada en los centros aunque no se haya elegido la fórmula visual por su elevado coste y porque se considera más un elemento decorativo – promocional que realmente funcional. La subida y bajada de los escolares en autobuses cuenta en la mayoría de los colegios con una zona reservada y aún así es coordinada por agentes de la Policía en el caso de ser avisados en los casos de autobuses que realizan excursiones. Se han realizado campañas que fomentan el uso de la bicicleta y actuaciones en la Semana de la Movilidad que fomentan dejar el coche en casa, como la realizada con los comercios del Centro que favorecían con descuentos “comprar sin coche”. La Policía Local realiza cursos periódicos de seguridad vial en el Parque de Educación Vial – que este año ha celebrado su 25 aniversario – a todos los escolares de los centros de la ciudad; la presencia de agentes en la entrada y salida de los colegios es muy habitual y la incorporación de Voluntarios Viales para mejorar la entrada y salida de los niños a los centros ha sido una medida pionera de este Ayuntamiento.