vecinos dist salamanca

Nuevo Imparcial.-  Percival Manglano, siguiendo la estela iniciada por Iñigo Henríquez de Luna y Fernando Martínez Vidal, con las Asambleas de Barrio, convocó a los vecinos del distrito Salamanca en el Centro Cultural Buenavista, para presentarse como concejal, junto con su equipo de vocales vecinos, y escuchar todo aquello que quisieran plantearle.

Más de un centenar de vecinos pudieron plantear cuestiones relacionadas con el distrito. Desde problemas que a día de hoy preocupan a todos los madrileños como pudieran ser la basura en las calles o la ocupación de edificios. Respecto a la limpieza viaria, Manglano comentó que el famoso “plan de choque” del gobierno municipal de Ahora Madrid solamente estaba previsto para seis calles del barrio de Guindalera, sin que se pueda apreciar una mayor dotación de recursos humanos, tal y como anunció la alcaldesa Carmena.

En este punto, algunos vecinos pusieron de manifiesto el incremento de basuras en la zona infantil de los Jardines de Gregorio Ordóñez, como consecuencia de botellones que se realizan en horario nocturno, dado que desde este verano no se cierra este parque por la noche, tal y como venía ocurriendo en los últimos años. También se plantearon quejas sobre el estado de contenedores de papel y vidrio, en los que se acumulan basuras alrededor, y la falta de reposición de bolsitas en los Sanecanes de algunas calles del distrito.

Por otra parte. el Concejal anunció el compromiso del Grupo Municipal Popular de combatir la cesión gratuita de edificios públicos por parte del gobierno municipal de Ahora Madrid, a colectivos carentes de personalidad jurídica como es el caso del llamado Patio Maravillas, y por tanto incumpliendo los requisitos legales exigibles para estos casos.

Respecto al solar de la antigua gasolinera, contiguo al Centro Cultural Buenavista, se solicitó que se informara puntualmente a los vecinos de las distintas opciones que baraje el Equipo de Gobierno. Otras cuestiones planteadas por los vecinos tenían que ver con la educación el fomento de la urbanidad y una mayor conciencia cívica en cuestiones como la propia limpieza en las calles o la convivencia de los peatones con las bicicletas que, en más ocasiones de las deseables, invaden las aceras en nuestro distrito. También hubo quejas por la situación de algunos patios manzana del distrito y por el incremento de anuncios y locales de prostitución. A este respecto, los vecinos reclamaron una mayor presencia de la Policía Municipal en las calles para prevenir y perseguir cualquier tipo de conducta que altere la convivencia cívica.